La profecía de la sibila. El Völuspá (Parte I )

Es muy conocida la teoría del Ragnarok (fin del mundo) de la mitología vikinga pero el origen de este según la cultura nórdica es apenas conocido. Solo unos pocos privilegiados inquietos y deseosos de información se han interesado por este tema dentro del circulo intelectual pues ha sido inspiración de numerosas obras de fantasía. En realidad la traducción real es La profecía de la volva (también llamada wala) pues es el termino escandinavo sinonimo de las profetisas sibilas griegas y romanas. 
En la cultura nórdica cabe destacar una diferencia importante, no hay distinción entre el bien y el mal, sino entre el orden (dioses y heroes) y el caos (los gigantes incivilizados y rudos). La Völuspá es uno de los poemas más destacados de la Edda poética. Su historia se resume así:


Odín conjuró el espíritu de una völva muerta, "¿Qué pedís de mi? ¿Por qué tentarme?". Odín al ser el jefe de todos los dioses decide que debe tener pleno conocimiento y pide a la völva que revele los secretos del pasado y del futuro para este rey de dioses.Tras lo cual cae nuevamente en el olvido, y descansa por la eternidad "Ahora me hundo". 
En el principio de los tiempos existía el frío y el calor. A un lado estaba Niflheim, mundo de oscuridad, agua y hielo. Y al otro lado se encontraba Muspelheim, mundo del fuego, el calor y las erupciones. Entre ambos se habría un inmenso vacío denominado Ginnunga, ("hueco profundo") sin fondo, sin luz. Niflheim se extendía entorno a una fuente eterna llamada Hvergelmir, ("caldero rugiente"). En el se abrían los doce ríos cuyas corrientes frías se denominaban Elivagar que corrían hasta el borde de su mundo, antes de encontrarse con el muro de frío que helaba sus aguas, haciéndose caer también en el abismo central con un estrépito ensordecedor. Mientras en Muspelheim el reino luminoso y caliente vive Surtr el FUEGO que saldrá en Ragnarök con su espada llameante a enfrentarse con los Dioses. Su acción daba paso a un ciclo en el cual al blandir su espada lanzando centellas al vacío estas chocaban con las aguas de hielo y producían vapor, vapor que al ascender por el abismo con el calor de Muspelheim se condensaba formando nubes que cubrían el abismo. De este caos surgieron los Yotes


La batalla de los Gigantes de la escarcha y los Ases


Los gigantes de la escarcha, o yotes, inician su aparición con Ymir el gigante de hielo de Niflheim. Surgió del caos de vapores y nubes de el ciclio del abismo y al mismo tiempo apareció una vaca de la cual se alimentó haciendo brotar sus cuatro chorros de leche. Al ser la vaca quien sintió hambre comenzó a buscar alimento entre el hielo y así lamió el suelo con sabor a sal encontrando a un dios que estaba congelado desde los hielos perpetuos, Buri. Más tarde apareció por culpa de Ymir, Thrudgelmir gigante de seis cabezas que fue quien hizo nacer a su compañero  Bergelmir cuya estirpe son los gigantes malvados del hielo. La vaca siguió lamiendo y surgio el primer hombre, hermoso, poderoso, inteligente y de quien descienden los dioses llamados Ases (para identificarlos mejor aquellos que representan el orden) Bure, engendró un hijo y aliado Börr. Los gigantes de escarcha comprendieron inmediatamente que ese era el único momento en el que podía ser factible tratar de vencer al bien, a los ases. Inmediatamente, los gigantes comenzaron la guerra. Pero las fuerzas estaban demasiado igualadas. Cuando Börr desposó a Bestla, la gigante hija del gigante Bolthorn, y de esa unión tuvieron tres hijos, tres aliados inmediatos para su causa: Odín, que representaba al espíritu, Vile, representando la voluntad y Ve, quien representaba lo sagrado. Así nació el jefe del panteón de los -Esir, Odín. Con esta vigorizante ayuda, el nuevo ejército del bien hizo retroceder a los malvados espíritus del hielo en retirada, hasta dar muerte al gigante Ymir (también llamado Hrim, el gigante de hielo, y Orgelmir), de cuyas tremendas heridas brotaban enormes chorros de sangre que ahogaron a todos los gigantes de escarcha, salvo a Bergelmir y su esposa, quienes pudieron salvarse a tiempo, huyendo en una barca hacia el límite del mundo, donde no podrían llegar los ases.


La creación de la Tierra


Habiendo ganado la batalla, Odín, Vile y Ve se llevaron el cadáver de Ymir al abismo, para que con sus inmensos restos mortales pudieran comenzar a trabajar en la construcción de un mundo habitable. Con su piel construyeron la región de Midgard, o jardín central, es decir la tierra de los hombres, aunque todavía no hacían a los hombres; con su cráneo el la bóveda celeste y su cerebro se esparció formando las nubes,con los huesos se hicieron las montañas; con su vello, la vegetación; con su sangre, hieron el mar y los ríos; con sus muelas las rocas; con sus dientes, los acantilados, sobre los que colocaron las cejas del gigante, para fortificar la frontera con el mar. Pero, a mucha distancia de ellos, Bergelmir y su mujer alcanzaron una inhóspita tierra que poco afectaba a esas criaturas del frío, estableciéndose en un lugar al que llamaron Jotunheim, la casa de los gigantes, en donde empezaron a dar vida a otra raza de gigantes del hielo con los que continuar la furiosa lucha contra las fuerzas del bien. Asi fue el origen de la Tierra. Debajo pusieron a cuatro enanos para sostenerlo: Nordi, Sudri, Austri y Vestri (los cuatro puntos cardinales, Norte, Sur, Este y Oeste).Con trozos de madera devueltos por el mar, hicieron a los hombres. Crearon un hombre llamado Ask y una mujer llamada Embla.. Sólo faltaba la iluminación de ese espacio y los dioses acudieron a Muspells, a hacerse con fuego de la espada de Surtr, fabricando con sus centellas las luces del firmamento.


La diosa Sol y su hermano Luna


Al contrario que en la cultura romana y griega, en la nórdica el género de los dioses mayores del firmamento es contrario. Sól es la diosa del sol. Todos los días, cabalga a través de los cielos en su carro, tirada por dos caballos llamados Alsvid y Arvak. Sól es cazada durante el día por Sköll, un lobo que quiere devorarla. Los eclipses solares significan que Skoll casi la atrapó. Está destinado que Skoll, eventualmente, va a atrapar y devorar a Sól; sin embargo será reemplazada por su hermana. El hermano de Sól, Máni (la luna), es cazado por Hati, otro lobo. 


 Primeras estrofas del poema


¡Oíd! pido a todas las estirpes divinas
grandes y pequeños hijos de Heimdall
me pides, OH Valfödr, que te refiera
las más viejas historias que puedo recordar.

Recuerdo a los trolls, los primeros nacidos,
que en tiempo lejano me dieron vida;
nueve mundos recuerdo y nueve ramas,
y el gran árbol del mundo, aún bajo tierra.

Fue en los tiempos primeros cuando Ymir vivió;
no había arena ni mar, ni las frías olas,
tierra no había, ni el alto cielo,
sólo el vacío abismo, tampoco había hierba.

Mas los hijos de Bur formaron la tierra,
aquellos que crearon el famoso Midgard;
brilló el sol desde el sur sobre el palacio,
y surgió en la tierra la verde hierba. 

2 comentarios: